Consejos para aprender ruso

Seguro que alguna vez se ha preguntado cómo aprender ruso de forma más rápida y eficaz. Te contamos los principales trucos que te permitirán alcanzar la perfección lingüística en el menor tiempo posible. Hay muchas maneras de aprender la gramática rusa, mejorar el vocabulario y perfeccionar la pronunciación. Algunos métodos realmente funcionan, y otros no. Entonces, ¿cómo se puede decidir cuál va a funcionar realmente? Descúbralo en este artículo.

Adéntrate en la lengua rusa

Hay una forma muy sencilla y muy eficaz de aumentar el vocabulario. Sólo tienes que aprender los sufijos y prefijos básicos. A menudo son los que forman nuevas palabras. Si te propones dedicar al menos 10 minutos al día a construir nuevas palabras en ruso, pronto lo harás en automático. Comprenderá el mecanismo principal y podrá utilizar fácilmente la palabra correcta en la situación adecuada añadiéndole el prefijo o sufijo adecuado.

Aprender la sabiduría del libro poco a poco

Muchas personas aprenden ruso leyendo ficción y textos en ruso. El método es realmente bueno, pero tiene su propia sutileza. Cuando leas un libro, no intentes saltar directamente al traductor si no entiendes una palabra. Primero lee todo el párrafo hasta el final, subrayando todas las frases desconocidas. Intenta captar la esencia de la historia sin usar el diccionario y luego vuelve a traducir lo que no entiendas.

La repetición es la madre del aprendizaje

Si ha encontrado un canal en ruso en su televisor, no se alegre antes de tiempo. Lo cierto es que así será más difícil “apretar” el idioma extranjero. Es mejor aprender ruso con los videoblogs. Porque siempre puedes poner en pausa el vídeo y grabar una frase que te interese, y luego seguir viendo. Otra ventaja es que puedes ver todo el vídeo para tener una visión general, luego ponerlo en repetición y centrarte en la pronunciación de los personajes, y la próxima vez prestar atención a las palabras que utilizan. Además, al ver el mismo vídeo varias veces, recordará involuntariamente el vocabulario y la técnica de pronunciación de determinadas palabras, lo que también le acercará a un mejor dominio del idioma.

Sistematizar los conocimientos de la lengua rusa

Su memoria visual es una fiel compañera en su camino hacia la fluidez del ruso. Crea tu propio vocabulario personal en el que puedes registrar todas las frases nuevas y sus traducciones. Al hacerlo, cree páginas temáticas. En una hoja, por ejemplo, escribe todo el vocabulario de cocina, en la segunda, las palabras para la comunicación comercial, y en la tercera, todo lo que te resulte útil en los viajes. Preferiblemente, míralo todos los días y detalla cada giro. Mejor aún, incorpore el nuevo vocabulario a su comunicación diaria. No traslades estas palabras a tu vocabulario pasivo, utilízalas más a menudo. Así tendrás más posibilidades de recordarlos.

Salir de la jungla de la puntuación

Algunas personas piensan erróneamente que la puntuación en ruso no es tan importante como en su propio idioma. Pero no. Hay que tener especial cuidado cuando se habla con hablantes nativos. En la correspondencia, basta con poner el signo correcto. Pero en una conversación cara a cara, tendrás que entonar bien para que no haya malentendidos. Recuerde que al afirmar una declaración, toda la línea debe ser pronunciada de manera uniforme. Y la cuestión de levantar la voz al final de la frase. Sólo así el interlocutor entenderá si usted está preguntando o afirmando algo.

Priorizar correctamente

Si estás empezando a aprender ruso, ten claro por qué quieres aprenderlo. Si tiene un futuro prometedor en una empresa extranjera después de aprobar el examen de idiomas, haga hincapié en la práctica de los ejercicios típicos de dichas pruebas. Si eres un turista y sólo quieres sentirte libre durante tus viajes al extranjero, céntrate en practicar el habla conversacional. Si necesita el ruso para las negociaciones comerciales con socios extranjeros, entonces estudie activamente el estilo comercial.

Hay muchos trucos para ayudarte a subir la escalera del conocimiento. Pero la sabiduría predominante es una. Para que el proceso de aprendizaje sea lo más productivo posible, ¡aprende a disfrutarlo! Aprender ruso no es un ejercicio aburrido. Se puede aprender un idioma hablando con hablantes nativos, viendo videoblogs rusos, escuchando a cantantes rusos. Elige la forma en que quieres aprender el idioma y disfruta del proceso. Sólo entonces tendrá un éxito impresionante.